jueves, 1 de diciembre de 2016

Impresiones sobre Las cuatro estaciones de las chicas Gilmore

Anoche terminé de ver la octava y nueva temporada de Las chicas Gilmore, o cómo la han llamado en español, Las cuatro estaciones de las chicas Gilmore, y he tenido que escribir aquí porque muero de amor, y estoy deseando contaros cuales han sido mis opiniones, reflexiones, sentimientos, etc.




Para empezar, si ya os he dicho a veces que las temporadas seis y siete para mi fueron las peores de la serie y dejaban un poco que desear comparadas con las anteriores, por favor, con esta octava no ha sido así para nada, que maravilla.



Son solo cuatro capítulos, da igual que sean largos, me hubiera gustado que hubiera más capítulos. Los dos primeros eran un poco más flojos, pero con el tercero y el cuarto yo no podía dejar de pensar "qué hagan otra temporada más por favor".


Me reía un montón, eran capítulos mucho más genuinos y parecidos a los de las Gilmore del principio. Pero lo más importante es que me han hecho entender muchas cosas y llorar, ¡llorar! qué yo no lloro con todo esto, y Lorelai me ha hecho llorar, estaba tan profunda, en ese último capítulo, cuando estaba en medio del campo con la mochila y llama a su madre y le cuenta aquella anécdota, yo lloraba. Y con Luke, una conversación entre ellos y sobre la boda, y yo lloraba, y eso me maravilla, si me hacen llorar es que son un buen equipo, todos.


Y en cuanto a que me han hecho entender muchas cosas, bueno, yo no entendía porqué Rori se enamoró de Logan, no entendía nada, y con esta nueva temporada lo he entendido todo y con ese final, esas últimas cuatro palabras, entendí todo. Pienso que Amy Sherman-Palladino debía tener la idea de que madre e hija eran tan similares que sus historias se repetirían, y ahora entendí que Logan era igual que Christopher, ¿cómo no pude verlo antes?, al igual que Jess podría ser como Luke, y también me pregunto como no pude verlo antes si siempre estaban contando cómo Luke hacía trastadas de jovencito. Y mil cosas por el estilo. Qué maravilla.


¿Qué más me ha gustado? esa Paris, daba más miedo que nunca, ha sido graciosísimo, y por favor, ese momento en que ve a Tristan, épico. Y la brigada de la vida y la muerte, también me encantó, verlos ahí todos juntitos, fue mágico. Ver a Jess mirando a Rori por la ventana, después de tanto tiempo. Por supuesto, ver a Kirk siempre es graciosísimo. Y ver como Luke quiere a Lorelai es... ¿cómo describirlo? quiero que alguien me quiera así, es que lloro lo más grande con ellos. 


He escuchado que hay gente a la que las famosas cuatro palabras del final no le han gustado, pero a mí no me hacen nada más que pensar en "quiero más", quiero verlo todo, cómo Rori sale adelante, quiero ver una nueva temporada. Netflix, por favor, no nos decepciones, danos más.


1 comentario:

luzmaría moonandroses dijo...

Pues pensamos casi lo mismo, que emocionante estuvo!!! y lo de Dean, fue muy x ese encuentro pero al mismo tiempo estuvo bien, él es el pasado y fue un gran novio, pero no era su destino jajaja. Logan a mi nunca me terminó de agradar, si tiene sus cosas buenas, pero eso de estar en un ambiente de ese tipo a mi no mucho, sobre todo que era un gran vago y sin bolas, en cambio lorelai que vino de ese ambiente, se decidió dejar ese ambiente.