sábado, 19 de septiembre de 2015

Reseña: Will Grayson, Will Grayson - John Green, David Levithan

Título: Will Grayson, Will Grayson

Autor: John Green, David Levithan

Género: Juvenil

Editorial: Nube de tinta

Encuadernación: Blanda con solapas

Páginas: 334

Primera publicación: 2010 (ésta 2015)







Will Grayson es el mejor amigo del peculiar y excéntrico Tiny Cooper. Tiny está escribiendo un musical llamado Tiny Dancer, que habla sobre su propia vida. Todo marcha según lo establecido para que el musical sea un éxito, hasta que un día Will Grayson, por casualidad, se topa con otro Will Grayson y las vidas de los tres se verán mezcladas, todo cambiará, la relación entre los dos amigos, y la manera de ver las cosas que tenían.




La razón por la que leí este libro es que tenía mucha curiosidad por leer algo más de John Green, solo había leído Bajo la misma estrella, y todo el mundo me decía que “todos los libros de John Green son iguales”, cómo una crítica negativa, y quería comprobar por mí misma si es así. Y este en concreto no me pareció igual, sí su manera de escribir, pero no la historia. Nunca había leído nada de David Levithan, así que en este caso no puedo comparar.

Es un libro sobre chicos que cuentan su vida. Sobre adolescentes especiales que empiezan a descubrirse a sí mismos. Habla de amor de distintas formas, habla de amor LGTB, pero también de amor heterosexual, y además de la verdadera amistad, que es otra forma de amor.

El ritmo del libro no es ni lento ni rápido, pero lo lees con mucha fluidez debido a la simpleza del lenguaje. Durante el libro, la narración los capítulos se van alternando, unas veces nos narra el primer Will Grayson, y otras veces el segundo Will Grayson. Además, cuando el segundo Will Grayson escribe, nunca pone en mayúscula la primera letra de la frase, algo muy peculiar.

Si hay una palabra que describe a este libro es “jovial”. Cómo todo lo que escribe John Green es simple, sencillo y jovial, pero los personajes siempre tienen algo que te hace sonreír y que te convence, son especiales. Aunque es curioso que, cuando comencé a leer el libro, el primer capítulo me pareció una porquería, no me gustó en absoluto, aunque debo reconocer, que llama tu atención, aunque sea de una manera negativa; pero conforme seguí leyendo los siguientes capítulos fue mejorando mucho, y me fue gustando. Por eso os recomiendo que si lo empezáis a leer y no os gusta, no lo abandonéis y le deis una oportunidad, por que más adelante mejora.

La verdad es que me ha gustado, hay momentos en los que irremediablemente te tienes que reír, como con las letras del musical Tiny Dancer; o con algunos diálogos, en los que casi siempre está involucrado Tiny. Y todo esto me lleva a decir que aunque el protagonista es claramente el primer Will Grayson, Tiny Cooper lo eclipsa por completo, es tan distinto y especial, y divertido, que todo lo demás parece quedar aparte y solo te acuerdas de todo lo relacionado con Tiny.

Creo que lo más importante del libro es el personaje de Tiny y por ello seguiré hablando de él y dándole más importancia que a los demás personajes. Quería hacer referencia al hecho de que Tiny sea tan grande y se llame precisamente “Tiny”, que en inglés significa “diminuto”. Por eso uno de los Will Grayson le dice que es imposible que se llame así. Es un juego de palabras. Y como este juego de palabras imposible o contrario, el mismo personaje de Tiny, por fuera parece una cosa, y pero luego por dentro es completamente distinto: por fuera es grande, enorme, fuerte, un deportista sudoroso y gigante, y por dentro es dulce, sensible y gay. Además es tan especial, con todo el mundo, parece poder ver lo que los demás no pueden, parece poder ser el más encantador del mundo, y enamorar a todos con sus palabras, su seguridad y su forma de ser.

En contraposición, ambos Will Grayson están llenos de dudas, no saben lo que esperar de las relaciones que quieren tener, no se atreven ni siquiera a acercarse a lo que quieren, son tan jóvenes y vulnerables. Pero ahí está Tiny para darles el empujoncito, por que ha vivido mucho más sus días, y porque se ha atrevido con la vida.

En cuanto al segundo Will Grayson, lo que me gustó de él es que es realmente inteligente, tiene unas ocurrencias, y un humor  negro, por una parte me sentía un poco identificada con él por el tipo de cosas que decía, quizás era más parecido a mí cuando yo era adolescente, yo era tan pasota y ocurrente.

Es un libro sencillo, muy simple, pero especial, a la misma vez está lleno de matices, y dentro de su simpleza, los personajes están llenos de dudas y quieren descubrir quiénes son. Y tiene un final, con el que casi lloro, pero al mismo tiempo reía, ¿puede conseguir eso cualquiera? John Green suele hacer estas cosas.


Os dejo algunas frases que me han gustado:

“La estúpida e infinita verdad hablando por su gran y estúpida boca.”

“yo: ¿sabes cuál es la putada del amor?
o.w.g.: ¿cuál?
yo: que es inseparable de la verdad.”

“cuando las cosas se rompen, lo que impide recomponerlas no es el hecho de que se hayan roto. lo que sucede es que una pequeña pieza se pierde. las demás no encajarían aunque quisieran. la forma ha cambiado definitivamente.”

“Y si sigues concentrándote en por qué te va tan mal, nunca verás que podría irte bien.”







2 comentarios:

Neus dijo...

Aún no lo he leído pero le tengo ganas
un beesote

Libros Varios dijo...

Yo también tengo muchas ganas de leer algo más de John Green aparte de "Bajo la misma estrella", pero quizá me gustaría probar antes con "Buscando a Alaska" o "El teorema Katherine", unque este libro también estoy deseando leerlo.

Un abrazo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...