viernes, 10 de julio de 2015

Reseña: Hija de humo y hueso - Laini Taylor

Título: Hija de humo y hueso
(Daughter of smoke and bone)

Autor: Laini Taylor

Género: fantasía, juvenil, romance paranormal

Editorial: Punto de lectura

Saga: Hija de humo y hueso 1

Encuadernación: Blanda, de bolsillo

Páginas: 467

Primera publicación: 2011 (ésta 2013)




Karou, una chica aparentemente normal, lleva una doble vida, por la mañana es estudiante de arte, y por la tarde es la protegida de varias quimeras, relacionándose con ellas en la tienda de Brimstone y haciendo recados mágicos y siniestros para él. Vive en un mundo humano, pero sabe que existe la magia, y seres y monstruos distintos a los humanos. Su pasado es una incógnita para ella, pero todo cambiará cuando aparezca Akiva, un hermoso y misterioso serafín, su enemigo, ya que ella apoya a las quimeras, pero tentador y al mismo tiempo familiar.





Este libro llegó a mis estanterías debido a la tentadora idea de que una humana y serafín se enamoren. Después de un par de años en ella, llegó el momento de leerlo debido a una lectura conjunta que hicimos en el club La tríada.

Realmente no esperaba que fuera tan bueno, en un principio pensé que sería otro libro juvenil, bastante light y bastante pobre de vocabulario, pero me equivoqué totalmente. Está muy bien escrito, con una riqueza que me parece extraña para un libro juvenil, me recuerda más a libros de fantasía para adultos.

Describe el amor y los sentimientos de modo poético, dulce, meloso, sensible y muy original, por lo que tiene frases muy bonitas. La manera de escribir de Laini Taylor es realmente preciosa, con todas esas frases profundas y hermosas.

Lo he leído rapidísimo, la acción transcurre a un ritmo casi frenético, se suceden las aventuras y las diversas situaciones, dejándote en ocasiones sin aliento. Exactamente lo que a mí me gusta. No te da tiempo a aburrirte.

Me gusta mucho la imagen de la chica enamorada de un serafín, es muy tentadora, a la misma vez que piensas “está mal, los ángeles no están hechos para amar a los humanos”, pero a la vez quieres que pase. Y además Akiva es un serafín muy ardiente y pasional, cuando deja salir ese aspecto bajo su muro de frialdad, unido esto a las frases melosas, no puedes evitar querer más: “Karou y Akiva se convirtieron en dos cerillas que se rozan para encenderse con la luz de las estrellas.”

Personalmente, me gusto más la parte en la que cuenta la vida de Karou, con su amiga Zuzana, en la misteriosa Praga, en La cocina envenenada, con su arte. En cambio, la vida de Madrigal no me gustó tanto, no me convenció demasiado. Aunque está todo muy bien atado, la relación de las dos vidas. Por cierto, ¿Madrigal?, en mi opinión suena muy mal en español.

La aparición de quimeras en el libro me parece muy original, porque últimamente, en la literatura fantástica, sobre todo en la juvenil, estamos acostumbrados solo a vampiros, hombres lobo, zombies, y quizá algunos duendes y sirenas, pero es muy novedoso que aparezcan quimeras en un libro juvenil. Eso es un punto a su favor.

Lo que me resulta extraño, aunque no me disgusta, es que aparecen serafines, pero su historia no tiene nada que ver con la mitología cristiana, siendo los serafines seres míticos cristianos, la autora crea una nueva historia sobre el origen de los serafines. Y realmente eso me dejó anonadada, pero está muy bien, porque así no hay un tabú religioso, o no hay problemas si personas no cristianas leen este libro. Son serafines no cristianos, aunque sigue siendo desconcertante.

Si os gusta la fantasía juvenil, deberíais darle una oportunidad a este libro y a la trilogía en sí, ya que es original, de lectura rápida, interesante, no puedes parar de leer, y es bastante buena.


Algunas frases que me han gustado del libro:

“No luches contra monstruos, no sea que te conviertas en uno de ellos. Y si miras largo tiempo al abismo, el abismo también mirará dentro de ti.”

“¡Sé ese gato!, se recordó a sí misma. El que permanecía fuera del alcance de la mano, y nunca —jamás— ronroneaba.”

“Cuando sabes que es lo que anhelas y lo mantienes como una luz dentro de ti, puedes hacer que las cosas sucedan, casi como magia.”

“Era una sensación primaria y rotunda, como el hambre o la felicidad.”

“—No. El amor es un elemento.
Un elemento. Cómo el aire que se respira, o el suelo que se pisa.”

“Tenía tierra y agua, aire y fuego, lo cuatro elementos; sin embargo, le faltaba el último, el amor.”

“Si hay algo que deseas, persíguelo. La esperanza tiene poder. No la malgastes en cosas sin sentido.”

“Nunca te arrepientas de tu propia bondad, pequeña: Mantener la sinceridad frente al mal es una muestra de fuerza.”










Aquí os dejo el vídeo del hangout que hicimos en La tríada, por si queréis saber más sobre este libro:




1 comentario:

Neus dijo...

Lo leí en su momento y le di un aprobado
al resto de la saga ni eso, no me gustó x)
un besote

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...