lunes, 8 de junio de 2015

Releyendo: El sueño de una noche de verano - William Shakespeare

Nombre: El sueño de una noche de verano
(A midsummer night’s dream)

Autor: William Shakespeare

Género: Teatro, clásicos

Editorial: Edimat

Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta

Páginas: 86

Primera publicación: 1596 (ésta 1999)






Oberón y Titania, rey y reina de las hadas tienen una disputa a causa de un niño que tiene Titania y Oberón quiere, pero Titania no se lo quiere dar. Así que Oberón decide hechizar a Titania para entretenerla y quitarle al niño. Pero el rey de las hadas encarga este cometido a Robin Goodfellow en vez de hacerlo el mismo, y Robin se equivoca, armando un tremendo lio, enamorando a unos de otros, separando parejas y provocando toda clase de percances.




Es la segunda vez que leo este libro, la primera vez fue cuando estaba en tercero de E.S.O., con lo cual ha llovido mucho desde entonces. La razón por la que lo he vuelto a leer ha sido que he leído dos libros de la saga The iron Fey, de Julie Kagawa, de la cual Robin Goodfellow es uno de sus personajes protagonistas, y precisamente, Robin es un personaje creado originalmente por William Shakespeare para El sueño de una noche de verano. Así que, como no recordaba mucho de cuando leí el libro hace tantos años, decidí leerlo de nuevo.

Se trata de una obra de teatro satírica, ambientada en la Grecia antigua, donde aparecen personajes de la mitología griega como Teseo e Hipólita. Además, Shakespeare añade otros personajes, dos parejas de enamorados y una cuadrilla de trabajadores de más bajo nivel social que quieren interpretar una obra de teatro. Y como protagonistas, Oberón y Titania, reina de las hadas, y Robin Goodfellow, el sirviente de Oberón. Todo adornado con fantasía, poesía y magia.

La obra es corta, la lectura es rápida, pero encontramos una gran cantidad de personajes, en distintos escenarios que hacen que transcurran acciones distintas.

En mi opinión, las partes más aburridas eran las de los trabajadores que hacían la obra de teatro, seguidas de las partes sobre los enamorados, y lo que más me gustó fueron las escenas de Oberón y Titania. Sobre todo los textos de Oberón, escritos de una manera maravillosamente bella.

En general me gusta toda la parte que habla de las hadas o seres mágicos, Oberón y Titania son tan pasionales y fuertes, simbolizando su carácter lo poderosos que son. Ambos son todo confianza, piensan que vencerán e impondrán sus deseos ante el otro.

En algunos momentos me resultaba algo confuso todo lo que explicaba, no sé si es la traducción, o la obra en sí, ya que está escrita en verso. Por ello, los largos y directos diálogos de Oberón me llegaron más que nada, y también por lo que comunicaban.  

Así que en resumen, hay partes que me han encantado, y hay partes que me han aburrido, pero como es un libro corto y ligero, y es un importante clásico, os recomiendo que lo leáis y disfrutéis de él.







4 comentarios:

Neus dijo...

A mí es que de los libros de Shakespeare que he leído, es el que menos me gustó con diferencia...
un beesito

Aliena dijo...

Me encanta esta obra. No es de mis favoritas de Shakespeare, pero me parece tan divertida, que la leo una vez al año mínimo :)

Un saludo

Shorby dijo...

Me encanta!!!
La he leído varias veces, me parece super divertida =)

Besotes

Diego Marcapaginas dijo...

No pensaba que fuera tan cortito. He visto la obra en el teatro y me encanta!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...