martes, 17 de febrero de 2015

Reseña: Don Quijote de la Mancha - Miguel de Cervantes

Título: Don Quijote de la Mancha
(El ingenioso hidalgo Don Quijote
de la mancha)

Autor: Miguel de Cervantes Saavedra

Género: Narrativa, Aventuras

Editorial: J. Pérez del Hoyo Editor

Encuadernación: Dura

Páginas: 881

Primera publicación:  Primera parte 1605, segunda parte 1615 (de esta 1969)





Alonso Quijano es un hombre que a causa de leer tantos libros de caballería enloquece, y piensa que es un caballero medieval llamado Don Quijote de la Mancha. En seguida siente la necesidad de partir a vivir aventuras y a salvar y dar justicia a inocentes. Prepara su disfraz, bautiza a su flaco caballo como Rocinante, imagina que la fea y verrugosa campesina Aldonza Lorenzo es su bella dama Dulcinea del Toboso, busca un escudero, que será Sancho Panza, y por fin, salen a vivir aventuras por toda España, que serán un sinfín de locuras fruto de la turbulenta mente de Don Quijote.




¡Oh humilde con los soberbios y arrogante con los humildes,
acometedor de peligros, sufridor de afrentas,
enamorado sin causa, imitador de los buenos,
azote de los malos, enemigo de los ruines,
en fin, caballero andante, que es todo lo que decir se puede!

Una vez más os cuento como llegué a leer este libro, para mí Don Quijote de la Mancha es un libro importante, uno de esos libros de nuestro país, que ha conseguido romper fronteras, que se traducen a muchos idiomas, y que desde hace siglos, se lee por todo el mundo. ¿Cómo no iba a leerlo? Es una lectura obligada si realmente te gusta leer, ¿es que no tienes curiosidad? Pues yo si la tenía, y además sabía, que esto era materia importante.

Y entrando en materia con mi opinión en esta reseña, os diré que este libro no es una obra plana, en la que encuentres todo blanco o todo negro, en la que todo sea igual, por el contrario encontramos una gran variedad en este libro, trozos muy cómicos y divertidos, trozos muy aburridos porque se recrea y se repite una y otra vez en un tema o acontecimiento. Y trozos en los que hace reflexiones muy interesantes y sinceras.

Cómo interesante, para mi gusto, podría destacar que cuenta la historia de personajes interesantísimos, y aunque este libro se escribiera hace siglos, esas historias cuentan cosas que aún siguen pasando hoy en día: pasiones, amores no correspondidos, traiciones, maldad… Profundiza mucho en el aspecto humano, en lo bueno y en lo malo del ser humano. En especial me gustó la experiencia y las reflexiones de la Pastora Marcela, explicando que por haber nacido hermosa no puede amar a todos lo que la amen por causa de ser hermosa.

También como apoyo a la parte interesante, os diré que el ritmo suele ser rápido cuando no está enumerando cosas, ya que hay muchísimas aventuras, cada tres capítulos así, comienzan de nuevo, conocen a personajes nuevos, y viven nuevas aventuras, y es normal, ya que los caballeros andantes deberían vivir muchas aventuras.  

Cómo aburrido, os diría que, en ocasiones es como si el mismo autor entrara en la narración de la historia y se pusiera a contar como llegó a él un personaje, o a contar cosas, que a mí en particular me resultaban pesadas, por ejemplo páginas y páginas donde enumeraba nombres de libros de caballerías, o los nombres de héroes de estos libros. Para mi tiene más interés la historia, y estaba deseando continuar leyéndola. Es un poco como si Cervantes empezase a divagar.

Cómo gracioso y divertido, episodios de gran fama ya en nuestra cultura, como el de los molinos que eran gigantes, pero hay muchos otros. A mí en particular me gustó uno del segundo volumen donde Sancho metió unos quesos en el yelmo de Don Quijote, porque no tenía espacio para llevar más cosas, y de pronto Don Quijote le pidió el yelmo para entrar en batalla, pero a Sancho no le dio tiempo para sacar los quesos, y Don Quijote al ponérselo pensó que se le había roto el cráneo y que sus sesos de había estrujado y caían por su cara. Es realmente gracioso, pero hay muchos más.

Por otra parte, pienso que hay cosas en esta obra que podríamos denominar “licencias literarias”, por ejemplo que los pastores y la gente sencilla supieran tanto de mitología e historia griega y romana. Y se pongan a hablar de dioses clásicos, seamos sinceros, queda precioso, pero en realidad, igual ayer como hoy, esas personas no sabrían nada de mitología griega. Porque la gente del campo se dedica a su trabajo, y apenas tienen descanso, no se dedican a estudiar obras clásicas.

En cuanto a los protagonistas, Don Quijote es un soñador. Vive en un cuento de caballería. Se imagina con deleite como va a ser su futuro como si fuera un personaje de un libro, con hermosas doncellas y caballeros dorados y castillo y batallas… pero al final nada sucede así, todo son rebaños de ovejas y barberos y taberneros y gente zafia. Vive en una ilusión.

Como contrapunto a la sabiduría y buenas maneras de Don Quijote, tenemos a Sancho, que es un pobre campesino iletrado, sencillo y humilde, y además lleno de ilusión. En el primer volumen tiene más protagonismo Don Quijote, en el segundo volumen lo tiene Sancho. El personaje de Sancho te enseña que las personas, incluso cuando son analfabetas, te pueden enseñar algo, porque, a través de la experiencia de la vida también se aprende y en el segundo volumen en mi opinión Sancho eclipsa a Don Quijote y deja pasmados a muchos con su sabiduría y su sensatez. Y deciros, que de ambos personajes, Sancho es mi favorito.

Cómo buena novela de caballería aunque sea en tono satírico también habla de amores imposibles. En la mayoría de ocasiones, este es el tipo de amor que trata. Incluso algunas veces roza el acoso, ya que por ejemplo hay hombres que hacen lo que sea por estar con una mujer que no les quiere y desea estar con otro, y llevan la situación al límite para que ella ceda, incluso intentar suicidarse para conseguir que ella le dé un sí, y luego es todo mentira, un engaño. En esas ocasiones me enfadaba mucho, con lo pesada que puede llegar a ser una persona que acosa a otra, porque siente algo, y la otra persona no la corresponde, y parece que según Cervantes, hay que corresponder al otro aunque no quieras, ¿Qué pasaría si le gustas a varios? Es una locura.

Otra cosa que he observado del personaje de Don Quijote es que es un pelín machista. Lo vemos en este fragmento sobre Leandra: “Pero los que conocían su discreción y mucho entendimiento no atribuyeron a ignorancia su pecado, sino a su desenvoltura y a la natural inclinación de las mujeres, que, por la mayor parte, suele ser desatinada y mal compuesta.”

O este otro: “Yo sigo otro camino más fácil, y a mi parecer el más acertado, que es decir mal de la ligereza de las mujeres, de su inconstancia, de su doble trato, de sus promesas muertas, de su fe rompida, y, finalmente, del poco discurso que tienen en saber colocar sus pensamientos e intenciones que tienen.”

Además hay escenas en que un hombre dice algo por el estilo, o sea, bien machista, y teniendo una mujer al lado, esta se ríe como si hubiera dicho una verdad graciosa. Y una de dos, o las mujeres de aquella época eran tontas o cervantes no acertó nada a la hora de describir la opinión o reacción de las mujeres a estos insultos. El cura dice estas cosas particularmente, muchas veces.

La historia del libro, es decir, el hecho de que Don Quijote leyera tantos libros de caballería y enloqueciera y pensara que él mismo era un caballero andante, me recuerda a algo. ¿Nunca habéis conocido a alguien que lee un libro o ve una película o serie anime y de pronto toda su vida gira en torno a eso? (Pokemon, Embrujadas, Harry Potter, etc) Y se disfraza del protagonista, y va así por la calle, y compra todo lo que existe de merchandising, y cree que su vida es la misma que la de ese personaje… No digo que porque tengáis algo de merchandising seáis así, todos tenemos algo de merchandising porque nos hace ilusión, pero somos conscientes de que nuestra vida es nuestra vida y de que nosotros somos nosotros, pero esas personas de las que hablo no son conscientes de ello, y las vemos y pensamos “¡esta persona no está bien!”. Es lo que le pasa más o menos a Don Quijote, y por tanto, el tema del libro o las razones para su locura son muy válidas hoy. Y volvemos a lo que siempre os digo, “somos humanos”, y no importa el tiempo que pase, siempre nos comportaremos igual. Y los buenos libros reflejan esas cosas.

Cómo algo curioso quería deciros, que personalmente hay algo que me hizo mucha ilusión leer en este libro, y es que aparece el personaje de Merlín, aunque fuera una ilusión de la mente de Don Quijote. Me encanta el personaje de Merlín, y cuando lo vi en esta obra, no me lo podía creer, estaba incluso feliz.

Algo que me llamaba la atención en particular, es la cantidad de palabras  o expresiones curiosas y en desudo que podemos encontrar en este libro, cómo: “gentil”, usado como insulto. “hideputa”, “estotro”, “hideperro”, etc. Son muy curiosas.

Y en definitiva, deciros, que el libro me gustó, me resultó muy interesante, en conjunto no se me hizo una lectura tan pesada como algunos me dijeron que sería, no lo abandoné en ningún momento, como otros me dijeron que haría, y pienso que deberíais darle una oportunidad al “Caballero de la triste figura”, aunque sea una vez en la vida.


Os dejo algunas frases más que me han gustado:

“Yo nací libre, y para poder vivir libre escogí la soledad de los campos: los árboles de estas montañas son mi compañía; las claras aguas de estos arroyos, mis espejos; con los árboles y con las aguas comunico mis pensamientos y hermosura. Fuego soy apartado y espada puesta lejos. A los que he enamorado con la vista he desengañado con las palabras;”

“El que me llama fiera y basilisco, déjeme como cosa perjudicial y mala; el que me llama ingrata, no me sirva; el que desconocida, no me conozca; quien cruel, no me siga; que esta fiera, este basilisco, esta ingrata, esta cruel y desconocida, ni los buscará, servirá, conocerá ni seguirá en ninguna manera.”

“Quien busca el peligro, perece en él”.

“Hacer bien a villanos es echar agua en la mar.”

“Por ella dejé la casa de mi padre, y por ella me puse este traje, para seguirla donde quiera que fuese, como la saeta al blanco o como el marinero al Norte.”

“Salí de mi patria, empeñé mi hacienda, dejé mi regalo, y entreguéme en los brazos de la Fortuna, que me llevasen donde más fuese servida. Quise resucitar la ya muerta andante caballería, y ha muchos días que, tropezando aquí, cayendo allí, despeñándome acá y levantándome acullá, he cumplido gran parte de mi deseo, socorriendo viudas, amparando doncellas y favoreciendo casadas, huérfanos y pupilos, propio y natural oficio de caballeros andantes;”

“La pluma es la lengua del alma”.

“Que el que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho.
— ¿De qué temes, cobarde criatura? ¿De qué lloras, corazón de mantequillas? ¿Quién te persigue, o quién te acosa, ánimo de ratón casero, o qué te falta, menesteroso en la mitad de las entrañas de la abundancia?”

“Soy quien "júntate a los buenos y serás uno dellos", y soy yo de aquellos "no con quien naces, sino con quien paces", y de los "quien a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija".

“¿Quién puede ser sino algún maligno encantador de los muchos invidiosos que me persiguen? Esta raza maldita, nacida en el mundo para escurecer y aniquilar las hazañas de los buenos, y para dar luz y levantar los fechos de los malos. Perseguido me han encantadores, encantadores me persiguen y encantadores me persiguirán hasta dar conmigo y con mis altas caballerías en el profundo abismo del olvido;”

“Porque el que no sabe gobernarse a sí, ¿cómo sabrá gobernar a otros?”

Espantóse la muerta de la degollada”

“Sé padre de las virtudes y padrastro”

“La ingratitud es hija de la soberbia, a la sombra de la manquedad fingida y de la llaga falsa andan los brazos ladrones y la salud borracha.”

“Que el amor ni mira respetos ni guarda términos de razón en sus discursos, y tiene la misma condición que la muerte: que así acomete los altos alcázares de los reyes como las humildes chozas de los pastores, y cuando toma entera posesión de una alma, lo primero que hace es quitarle el temor y la vergüenza;”

“No hay libro tan malo que no tenga alguna cosa buena”





2 comentarios:

Hechicera Lestrange dijo...

No sabia mucho del quijote. menos que era algo loco jaja yo crei que era un caballero de verdad y no que lo imaginaba :P

Isa Lot / Keila dijo...

Jejejeje, me alegra haber despejado dudas.