domingo, 28 de diciembre de 2014

Una diciembre de película 2014, conclusión

Durante todo el mes de diciembre hasta hoy día 28 he estado viendo películas relacionadas con la navidad. Como una actividad para el mes temático Diciembre mágico. Compartiéndolas con vosotros por las redes sociales. Disfrutando con algunas y decepcionándome con otras. Ahora aquí os dejo la conclusión de todas las películas que vi.



Siempre os cuento que todos los años para navidad veo Solo en casa y también la saga de Harry Potter, pero de esas películas no hablaré aquí. Y exceptuando quizás Vaya Santa Claus 1 y Socorro ya es navidad, que las he visto muchísimas veces, todas las demás eran novedades para mí, porque no las había visto nunca. Espero que os guste la entrada y descubráis algunas pelis que ver.


Comencé con muchas ganas, viendo Elf (2003), una película que nunca había visto, pero que me divirtió en cantidad, y que pienso que veré todos los años a partir de ahora, porque tiene algunos momentos que son increíblemente graciosos, como cuando compra un regalo "para alguien muy especial", pero tendréis que verlos en la peli. Está interpretada por Will Ferrell, y trata sobre un bebé humano que se mete dentro del saco de Papá Noel cuando este está repartiendo los regalos, sin ser advertido, y cuando Papá Noel llega al polo norte se da cuenta y es criado como un elfo, pero cuando es mayor le confiesan que no es un elfo y viaja a Nueva York para buscar a su padre. Y... digamos que "se lía parda". Es una peli fantástica.

A continuación vi Fred Claus, El hermano gamberro de Santa Claus (2007), donde Vince Vaughn da vida a un celoso, delincuente y travieso hermano de Santa Claus, que cuando necesita ayuda, va corriendo a pedírsela a su hermano menor y más honrado, Santa Claus. Sinceramente, me pareció una película aburridísima, llena de clichés, muy comercial, con muchas cosas que parecían copiadas de Elf, y también parecía hecha solo para vender por su protagonista. No me gustó nada y la dejé a medias, y no creo que la vuelva a ver nunca más.

Después ví El Grinch, el cuento animado (1966). Una película animada que tenía muchísimas ganas de ver, ya que el año pasado ví el libro en el que se basó esta película, Cómo el Grinch robó la navidad, de Dr. Seuss. Es una película muy corta, de 26 minutos, por lo que se hace muy amena, es entretenida y es completamente un clásico, y hay que verla, como algo realmente curioso.

El mismo día ví La reina de las nieves (2002), una de las producciones de la cadena de televisión canadiense Hallmark, basada en el cuento de Hans Christian Andersen, La reina de las nieves. No es completamente igual que el cuento original, está algo cambiado, pero más o menos conserva su esencia y los acontecimientos principales. En esta película Bridget Fonda interpreta a la fría y calculadora Reina de las nieves. Me resultó una película entretenida, pero no tan fantástica como otras famosas películas de esta cadena, como la saga de La dama gris. Por el contrario, La reina de las nieves no movió muchos sentimientos en mí, ni creo que captara mucho el mensaje del cuento.

También ví Vaya Santa Claus 1 (1994), una película que ciertamente he visto muchas veces, y ya hacía tiempo que no volvía a verla, y tenía muchas ganas. Cómo siempre, fue muy divertido verla. En ella Tim Allen, el actor cómico americano de moda en aquellos años, interpreta a un padre divorciado que sin querer hace que Santa Claus se caiga del tejado mientras reparte los regalos, con lo cual tiene que ponerse el traje, aceptando la Santa Clausula, y convirtiéndose en el nuevo Santa Claus. Es una película, en mi opinión, entrañable, ideal para que los niños la vean, muy repetida en televisión, si, pero me sigue encantando.

También vi Socorro ya es navidad (1989), una de las películas navideñas de mi infancia, donde Chevy Chase, otro actor cómico americano famoso en su época, interpreta a un padre de familia que se empeña en tener una navidad perfecta, pero todo resulta un caos. Y en mi infancia no me gustaba nada Chevy Chase, y realmente creo que sigue siendo así, y viendo esta peli pensaba "¿y de verdad nos hacía gracia esto en los 80?", porque no me resulto nada graciosa. Pero lo más interesante fue ver a un pequeño Johnny Galecki, que interpreta a Leonard en la serie Big Bang, y ver el gran cambio que ha sufrido desde los 80.

Y bueno, también por supuesto, como todos los años estoy viendo la saga entera de Harry Potter, de la cual os dije arriba que no voy a hablar porque ya todos la conocéis, pero os dejo aquí una entrada, sobre mi tradición navideña de ver esta saga.



Esto es lo que ha dado de sí para mí Diciembre en películas navideñas, no he tenido mucho tiempo para ver más de ellas. Aunque debo confesar que he visto muchas otras que me apetecía mucho más ver y no eran navideñas, como Jane Eyre, El fantasma de la ópera, El hobbit 2 la desolación de Smaug, El hobbit 3 la batalla de los 5 ejercitos, Las amistades peligrosas, entre otras. 

Espero que os haya resultado una entrada interesante y solo me queda desearos ¡Feliz año nuevo!



No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...