viernes, 31 de octubre de 2014

Una rima para Halloween 2

Cómo os cuento siempre, en este día suelo leer a Gustavo Adolfo Becquer, o sus leyendas o algunos de sus poemas relacionados con la muerte. No sé, es raro, pero es una tradición que tengo para este día, por que hoy, esta noche, y mañana es tiempo para recordar a los difuntos. Así que este año os dejo otra de las maravillosas rimas que leo, perfectas para este época. Espero que os guste, y recordad a vuestros difuntos, hoy es la noche.



Rima LXI

Al ver mis horas de fiebre
e insominio lentas pasar, 
a la orilla de mi lecho
¿quién se sentará?

Cuando la trémula mano
tienda, próximo a espirar,
buscando una mano amiga,
¿quién la estrechará?

Cuando la muerte vidrie
de mis ojos el cristal,
mis párpados aún abiertos,
¿quién los cerrará?

Cuando la campana suene
(si suena en mi funeral),
una oración al oirla
¿quién murmuará?

Cuando mis pálidos restos
oprima la tierra ya,
sobre la olvidada fosa,
¿quién vendrá a llorar?

¿Quién, en fin, al otro día,
cuando el sol vuelva a brillar,
de que pasé por el mundo,
quién se acordará?

Fuente: Rimas y leyendas, Gustavo Adolfo Becquer.


Es precioso, profundo y maravilloso.
Y reflexionando, "Gustavo, no tenias ni idea en vida, pero ¿que quién se acordará? este país entero te recuerda y te admira".


2 comentarios:

nulla dies sine aurea dijo...

¡Cómo nos acordamos de Bécquer estos días! Te recomiendo entrar en mi blog nulladiessineaurea y eches un vistazo a un documental que he encontrado sobre él. Saludos y feliz dia de todos los santos.

Lucía JBenítez dijo...

Me ha encantado esta entrada, qué bonito lo que has dicho y qué grande Becquer.