lunes, 7 de julio de 2014

Releyendo: Sin noticias de Gurb - Eduardo Mendoza

Título: Sin noticias de Gurb

Autor: Eduardo Mendoza

Género: Humor, Ciencia Ficción

Editorial: Seix Barral

Encuadernación: blanda con solapas

Páginas: 175

Primera publicación: 1990







Dos extraterrestres llegan a la Tierra (en Sardanyola), ambos toman apariencia humana para pasar desapercibidos, el protagonista toma la apariencia del Conde duque de Olivares y Gurb toma la apariencia de Marta Sánchez. A continuación Gurb se va a cumplir su misión, y desaparece, y su compañero pasa todo el libro buscándolo, y como no es humano, al interactuar con estos, le pasan toda clase de tropiezos y situaciones absurdas.



Es un libro que hay que leer, se pasa muy buen rato. Es la tercera vez que lo leo. La primera vez lo leí cuando estaba en tercero de E.S.O, por lo tanto debía tener unos 13 años, fue el primer libro adulto completo que leí, tenía que leerlo y exponerlo en clase, recuerdo que cuando le dije al maestro que el libro que había leído era este, mandó callar a todos y les dijo: “escuchad, escuchad, ya veréis que risa”. Luego me pidió el libro y leyó algunos fragmentos en voz alta, para que vieran lo gracioso que era.

Esta tercera vez, sigo pensando que es muy gracioso, también pienso que los que sois muy jóvenes quizás no entendáis algunas cosas, o no os haga tanta gracia como a mí, porque no vivisteis los 90. Pero si lo analizáis con detenimiento, los problemas de la sociedad, y los dilemas humanos, son exactamente los mismos, parece que no hemos avanzado mucho en dos décadas y media.

Es muy fácil de leer, ya que está escrito como si fuera el diario interplanetario del extraterrestre, o algo así, registrando entradas cada pocos minutos, poniendo primero el día (los capítulos) y luego la hora en que ocurre cada cosa. El narrador es el extraterrestre que busca a Gurb (no tiene nombre) y también es el protagonista.

Eduardo Mendoza no solo hace un libro de humor, sino que a través de la inocencia del protagonista, un extranjero intergaláctico, hace una crítica de todo lo que le rodea. No solo aspectos de la política y problemas de infraestructuras catalanas, sino aspectos sobre los humanos, de la vida social, las costumbres, los prejuicios absurdos, las relaciones, la alimentación, las dudas humanas y la baja autoestima, cualquier cosa que se te ocurra sobre el comportamiento humano. Plasma y critica todo a través del protagonista, que ve nuestro mundo a través de sus ojos de una manera completamente distinta.  

Algo que genera mucho humor son las transformaciones del extraterrestre para pasar desapercibido o para solucionar situaciones inconvenientes, se transforma en gente famosa o importante, y es tan absurdo que te tienes que reír, por ejemplo en Gary Cooper, José Ortéga y Gasset, Gandhi, El conde duque de Olivares, etc.

En resumen, si queréis reíros un rato, tenéis que leerlo.

Os dejo unos fragmentos:

Después de buscar todo el día a Gurb por la ciudad:
“21.30 Basta. No puedo dar un paso más. Mi deterioro físico es considerable. Se me ha caído un brazo, una pierna y las dos orejas y la lengua me cuelga tanto que he tenido que atarla al cinturón, porque ya me llevo comidas cuatro plastas de perro y un número indeterminado de colillas. En estas condiciones, es mejor aplazar hasta mañana las pesquisas. Me escondo debajo de un camión aparcado, me desintegro y me naturalizo en la  nave."

Después de haberlo metido en el calabozo:
“11.30 Un miembro de la policía nacional distinto del miembro antes citado abre la puerta del calabozo y nos ordena seguirle con el objeto aparente de comparecer ante el señor comisario. Amedrentado por las admoniciones de mi nuevo amigo, decido adoptar una apariencia más respetable y me transformo en don José Ortega y Gasset. Por solidaridad transformo a mi nuevo amigo en don Miguel de Unamuno.”

Se va de compras:
“17:00 Entro en una charcutería y me compro setecientos jamones de pata negra.
17:10 Entro en una frutería y me compro medio kilo de zanahorias.
17:20 Entro en una tienda de automóviles y me compro un Maseratti.
17:45 Entro en una tienda de electrodomésticos y lo compro todo.
18:00 Entro en una juguetería y me compro un disfraz de indio, ciento doce braguitas de Barbie y un trompo.”

Quiere salir con la vecina:
"Laxantes, emulsivos, apósitos, vermicidas, antirreumáticos y demás productos farmacéuticos, excluidos. Es muy probable que le gusten las flores y los animales domésticos. Podría enviarle una rosa y dos docenas de dobermans.”

“17:10 como no puedo dormir por culpa del calor, decido adoptar la apariencia del Mahatma Gandhi, lo cual me proporciona un atuendo cómodo y muy fresco y, de paso, un paraguas, que nunca viene mal en esta época del año.”





2 comentarios:

Morgana Neverland dijo...

Un profesor de Lengua al que yo tenía mucho aprecio siempre hablaba de este libro y llegó a prestármelo pero estaba demasiado ocupada con exámenes, deberes, movidas en casa... y creo que no lo terminé. Veré si me hago con él que ya has habaldo de él varias veces.

Besos desde Neverland

Claudia Green dijo...

¡Hola! :3

Este libro me suena un montón, en el instituto estoy casi segura de que me lo mencionaron. Pero por alguna razón no me animé a leerlo, y tampoco tenía muy claro de qué iría, pero me ha gustado lo que cuentas del libro, quizás si que me lo apunte para más adelante.

¡Un besote! <3