viernes, 27 de junio de 2014

Reseña: Las crónicas de Narnia 6, El sobrino del mago - C. S. Lewis

Título: El sobrino del mago
(The magician’s nephew)

Autor: C. S. Lewis

Género: Fantasía, Infantil

Editorial: Destino

Saga: Las crónicas de Narnia 6

Encuadernación: dura

Primera publicación: 1955 (esta 2005)





Digory y Polly son dos niños vecinos que se conocen y se van juntos a explorar los áticos del edificio donde viven, sin querer entran en el estudio del tío de Digory, el tío Andrew, un malvado que se cree mago. El tío Andrew hace que Polly se ponga un anillo que la transporta inmediatamente a otro mundo, mediante chantaje obliga a Digory a que se ponga el otro y vaya a ese otro mundo para poder salvarla y traerla de vuelta con otros dos anillos especiales, y que luego los niños le cuenten lo que han visto allí. Pero al llegar al otro mundo, pasan multitud de cosas, Digory se mete en verdaderos líos, y sin querer llegan a Narnia, un mundo naciente, cuyo nacimiento presenciarán los propios Digory y Polly.



Este fue uno de mis retos de este año, leer el primer libro de una de las obras madre de la fantasía, Las crónicas de Narnia. Como podréis ver El sobrino del mago es el sexto volumen que escribió C. S. Lewis de esta saga, pero las crónicas se leen cronológicamente, según los acontecimientos ocurridos en los libros. Así pues, en mi copia de Las Crónicas de Narnia, que es un volumen donde vienen todos los libros juntos, el primero que viene es este, El sobrino del mago.

C. S. Lewis escribe de una manera maravillosa, es un cuento, es infantil, pero es muy ameno y te invita a seguir leyendo. Hay una cantidad de aventuras impresionante, los personajes no paran, se meten en cada lío, y luego tienen que resolverlo.

El autor le habla al niño directamente, al lector, como haciéndole un guiño, como intentando ser su amigo, diciéndole cosas como “todo el mundo sabe que los adultos no entienden de tal o de cual…” Siempre he dicho que para gustarle a los niños tienes que escucharlos y comunicarte con ellos, eso es lo que hace C. S. Lewis, así que seguramente en vida él le gustó a los niños.

Pero debo decir, que se nota completamente que está escrito en los años 50, si lees libros infantiles de los 80 o 90 (son los de mí época, de esos entiendo más), es completamente diferente, a los niños se les trata más como a adultos, e incluso se les habla con un vocabulario más avanzado. En cambio C. S. Lewis, les hablaba, se comunicaba con ellos, pero de una manera más infantil, se escribió en otros tiempos, cuando se tomaba menos en serio a los niños.

En cuando al libro como una de las obras introductorias a la fantasía actual, podemos ver todo lo que encontramos en la fantasía de hoy, traído directamente de las antiguas religiones, de la mitología de muchos países, los enanos nórdicos, las hadas celtas, las ninfas griegas, etc. Vemos animales parlantes, malvadas brujas, caballos alados, y un mundo lleno de magia en el que todo es posible.

Me ha gustado mucho, pienso que todos aquellos que aman la fantasía deberían leerlo.



 

3 comentarios:

Hojaplateada dijo...

Que bueno, yo lo leí hace mas de 10 años, no me acordaba que eran 2 vecinos, te van a encantar los 7, según entiendo recién los empezás.

Suerte!

Claudia Green dijo...

Me encanta esta saga, de mis favoritas :3 Los disfruté un montón cuando era pequeña.

¡Un besote!

lindaivette montes de oca dijo...

Hola, este no lo he leido, espero hacerlo pronto, un beso.