domingo, 13 de octubre de 2013

Reseña: Embrujo - Nora Roberts

Título: Embrujo

Autor: Nora Roberts

Género: Romántico

Editorial: Harlequin

Saga: Los Donovan 1

Páginas: 256

Encuadernación: blanda

Primera publicación: 1992





Morgana Donovan es una bruja real con poderes reales, procede de un antiguo linaje de brujos muy poderosos, y su vida está cargada de magia y de acontecimientos que el resto de las personas dudarían que pudieran ocurrir. Un día Nash Kirkland entra en la tienda esotérica de Morgana, buscándola porque Nash quiere su asesoramiento para su nueva película basada en brujas. Él no cree que Morgana sea una bruja real, porque piensa que no existen. Y Morgana tendrá que demostrarle que si existen y que ella es una de ellas. Por el camino vivirán una apasionada aventura, y no solo eso, puede que ambos hayan encontrado el amor.



No estoy acostumbrada a la literatura romántica, a no ser que sea más leve, del estilo de Rosamunde Pilcher o Victoria Holt. Pero Nora Roberts es romántica, romántica, y a veces, las cosas no me encajaban, no creo que en la vida real sean así. De pronto, todos esos sentimientos, de golpe, toda esa fascinación y ese enamoramiento. Y no solo eso, tampoco creo que los hombres se comporten así, y sean como Nash, con esa adoración que tiene por Morgana, de hecho francamente pienso que eso no existe. Y ambos, demostrando todos esos sentimientos fácilmente y ese amor loco, no sé, no me convence, todo es fácil y ocurre vertiginosamente en el libro.

En cuanto a lo de que Nora Roberts es muy romántica, hay veces que roza lo erótico, supongo que no puede calificarse como erótico porque solo pasa de vez en cuando.

El ritmo del libro es rápido, se lee enseguida, y no me ha aburrido para nada, pero no lo considero bueno, no he sentido nada al terminarlo, ha pasado sin pena ni gloria, al principio ya sabías que iba a suceder y como.








2 comentarios:

lindaivette montes de oca dijo...

Cada historia de amor es diferente, que no nos haya pasado algo asi no significa que no exista, necesitamos creer que siempre hay algo mejor.

Isa Lot / Keila dijo...

Supongo que sí, pero es difícil que ocurran cosas así en estos tiempos, o por lo menos a mí no me ha pasado nunca.