sábado, 7 de septiembre de 2013

Reseña: Un mundo feliz- Aldous Huxley

Título: Un mundo feliz
(Brave new world)

Autor: Aldous Huxley

Género: ciencia Ficción, Distopía

Editorial: Debolsillo

Páginas: 256

Encuadernación: blanda

Primera publicación: 1932




Trata sobre un futuro posible, en el que el mundo ha olvidado muchos de los valores actuales, se ha vuelto máximamente consumista, se ha deshumanizado incluso biológicamente, ya que los niños son producidos en probetas, y ha eliminado cualquier cosa que pueda ser negativa, inconveniente o un obstáculo para la felicidad. Hay castas producidas desde la probeta para tener un lugar y un papel en la sociedad y no cuestionárselo, mediante el condicionamiento. No se permiten más avances científicos, no se permite la fe, no se permite la creatividad. Todo para conseguir un mundo feliz en el que no choquemos los unos con los otros y no sintamos la soledad, ni la nostalgia, ni la tristeza. Pero ¿es feliz realmente este mundo?



Realmente me ha gustado, es la primera vez que leo una distopía, y me ha resultado muy interesante. Me tenía que obligar a dejar de leer porque ya no me quedaba tiempo y tengo unos horarios muy apretados, pero quería seguir. Al leer el argumento, quizás podríais no juzgarlo interesante, pero a mí sí me lo ha parecido porque, ¿y si es éste el futuro que nos espera?, porque cada vez nos cierran más el círculo, cada vez nos obligan a hacer o no hacer más cosas. Los gobiernos ya nos controlan, un simple ejemplo de algunas cosas que están pasando en la realidad: Quieren prohibir en toda Europa la venta de plantas medicinales, porque la gente cada vez las usa más, y compra menos medicamentos, por lo que la industria farmacéutica vende menos y presiona a los gobiernos para que prohíban la venta de plantas medicinales. De igual manera está pasando con las placas solares, los principales proveedores de electricidad presionaron al gobierno español hasta que ha prohibido que la gente instale placas solares para consumo propio de energía. Si es que ya estamos en camino de “Un mundo feliz”. No podemos vivir como queremos, sino como nos imponen, consumiendo.

También quiero deciros que la razón por la que leí este libro, es que tenía la idea de leer los Juegos del Hambre, ya que todo el mundo dice que es una saga alucinante, y un amigo me recomendó que leyera este primero, que se escribió en 1932, porque al parecer se basaron en Un mundo feliz para escribir Los juegos del hambre. Y hay ciertas polémicas en internet porque algunos dicen que Los juegos del hambre se parece demasiado también a otras dos novelas, 1984 y Farenheit 451 (los cuales también me recomendó otro amigo, por cierto), pero tampoco lo sé, tengo que leerlas aun.  

Os dejo algunas frases del libro:

“No es extraño que aquellos pobres premodernos estuviesen locos y fuesen desdichados y miserables. Su mundo no les permitía tomar las cosas con calma, no les permitía ser juiciosos, virtuosos, felices. Con madres y amantes, con prohibiciones para cuya obediencia no habían sido condicionados, con las tentaciones y los remordimientos solitarios, con todas las enfermedades y el dolor eternamente aislante, no es de extrañar que sintieran intensamente las cosas y sintiéndolas así (y, peor aún, en soledad, en un aislamiento individual sin esperanzas), ¿cómo podrían ser estables?”

“Las palabras pueden ser como los rayos X, si se emplean adecuadamente pasan a través de todo. Las lees y te traspasan.”

“-Bueno, pues yo preferiría ser desdichado antes que gozar de esa felicidad falsa, embustera, que tenéis aquí.”





8 comentarios:

J. Williams dijo...

¡Qué envidia! Un libro que sigue editándose y leyéndose 80 años después.

Me uno a la recomendación de 1984 y Farenheit 451.

Janet Gaspar dijo...

Hola
Le traigo ganas a esta novela desde hace tiempo, pero al final como que me da miedito (que las distopias no son mi fuerte).

Ya leí los Juegos del hambre y sí que te lo recomiendo. Mil besitos

Bea Mendes dijo...

El tema que trata el libro me interesa muchísimo, me lo apunto sin duda. Veo que el libro te ha hecho reflexionar bastante. Por cierto, sobre el tema "medicamentos" y placas solares", he visto unos reportajes buenísimos en Salvados sobre el tema. En cuanto a Los juegos del hambre, yo tenía entendido que se inspiro por Battle Royale.

Morgana Neverland dijo...

No me llama mucho la atención, la verdad...

cattatonia dijo...

Muy interesante, me lo voy a leer. Leía la reseña y pensaba que poco a poco nos estamos igualando. Yo quiero poner en mi casa las placas solares y si que es cierto, lo que dices. Incluso en los periódicos extranjeros lo llaman: LA GRAN ESTUPIDEZ ESPAÑOLA: LA TASA AL SOL. Dicen que con esto nuestros políticos han demostrado que no tiene ya ideas y que en breve nos gravaran también por respirar.

Me lo voy a leer.

Un besito y cuidate

Shorby dijo...

Un clásico que tengo pendiente!
A ver cuándo cae, porque tengo ganas de leerlo =)

Besotes

Isa-janis dijo...

¡Hola!
La verdad es que aparte de ser "distopías", cosa que no estoy segura de que Los juegos del hambre lo sean, no tienen muchas más cosas en común. Yo te recomiendo que empieces por los clásicos porque en este caso son mucho mejores que las obras literarias juveniles que están tan de moda últimamente. Además de los tres que has comentado, te recomiendo también Nosotros de Zaimatin (nunca sé escribir bien su nombre, estos rusos...).

Disfruta de las lecturas ^^
¡Un beso!

Lapelirroja dijo...

Y ahora encuentro esto otro..jaja..
Hola Isa! Estaba buscando reseñas de libros para hacer una lista de los que compraría, ya que tengo muy pocos y recién he creado un blog, o sea soy como una recién nacida.Encontré tu reseña de un libro que me encanta ''Un mundo feliz'', recuerdo que este libro me dejo con una sensación de indecisión tremenda. Me has dado la idea de empezar con este así que lo volveré a leer. Solo espero que no me afecte de nuevo.