sábado, 29 de junio de 2013

Releyendo: El Horla y otros cuentos fantásticos - Guy de Maupassant

Título: El Horla y otros cuentos fantásticos (Le Horla)

Autor: Guy de Maupassant

Género: Terror, Gótico

Editorial: Círculo de Lectores

Páginas: 232

Encuadernación: Dura con sobrecubierta

Primera publicación: 1979 en español, los relatos se publicaron en francés desde 1882.



Es una selección de relatos de “terror” del francés Guy de Maupassant. Los relatos que contiene son: Sobre el agua, Magnetismo, ¿Loco?, El miedo, Cuento de navidad, El tío Judas, Aparición, ¿Él?, La mano, Misti, La cabellera, El tic, Un loco, El albergue, El Horla, La muerta, La dormilona, ¿Quién sabe?



Este libro lo compré en 2002, pero ya había leído antes casi todos los relatos que aparecen ya que también tengo dos volúmenes de una colección que venía hace muchos años en el periódico El Sol, que ya no existe. Tienen las mismas historias que mi edición de El Horla. Me los dio mi hermana y me gustaban tanto que los leí muchas veces.

En cuanto a la temática de sus relatos podemos decir que habla sobre el amor y el deseo anhelante, que puede llegar a rozar lo terrorífico o sobrenatural. Sobre los miedos absurdos que nos atenazan, sobre los hechos insólitos y paranormales, sobre las personas incrédulas.

Maupassant es un autor del estilo de Edgar Allan Poe, pero debo decir que Guy de Maupassant me gusta muchísimo más que Poe. Tiene una manera de escribir a la vez delicada y apasionada. Penetra en las obsesiones y ansias del alma humana, en las pequeñas cosas que día a día enloquecen a un hombre, pero sin llegar a ser tan siniestro como Poe. Además, los relatos que hablan de amor y pasión son maravillosos, que manera de describir el deseo y el mismo amor, una obra de arte.

Mis relatos favoritos de este libro son: La cabellera, Aparición, ¿Él?, La muerta, ¿Loco?

Pero puedo decir qué el que más he leído ha sido la cabellera, podría haberlo leído veinte veces por lo menos, me encanta. Aunque considero que la mejor de todas es “Aparición”, sin dudarlo, es una historia fantástica, en su época debía dar un miedo espantoso, aunque en nuestros tiempos ya no, claro, hemos visto y leído tantas cosas, acostumbrados a los efectos especiales y a las películas de terror de hoy en día.

Y antes de los fragmentos, solo me queda decir que es un libro que hay que leer, es fantástico, y al ser de relatos puedes leer uno o varios cuando te apetezca, sin tener que leer el libro entero. Os lo recomiendo. Y también comentaros que aunque mi edición de este libro sea del círculo de lectores, lo hay de otras editoriales.

Os dejo algunos fragmentos que me han gustado, para que veáis porque me gusta tanto:

"Es una cosa misteriosa, profunda, desconocida, el país de los espejismos y las fantasmagorías, donde se ven, de noche, cosas que no existen, donde se oyen ruídos que no se conocen, donde se tiembla sin saber porqué, como al cruzar un cementerio; y en efecto, es el más siniestro de los cementerios, aquel en el cual no hay tumbas."

"No tengo miedo a un peligro. Si entrase un hombre, lo mataría sin pestañear. No tengo miedo a los aparecidos; no creo en lo sobrenatural. No tengo miedo a los muertos; creo en la aniquilación definitiva de cada ser que desaparece.
¡Entonces!...sí. ¡Entonces!... ¡Pues bien: tengo miedo de mí! Tengo miedo del miedo; miedo de los espasmos de mi espíritu que se aterra, miedo de esta horrible sensación de terror incomprensible."

 "¿Por qué amamos? Es raro no ver en el mundo sino a un ser, no tener en la mente sino una idea, en el corazón sino un deseo, y en la boca más que un nombre: un nombre que sube sin cesar, que sube, como el agua de un manantial, de las honduras del alma, que sube a los labios, y que decimos, que repetimos, que murmuramos sin cesar en todas partes, al igual que una plegaria."

"Todos ustedes han tenido, ¿verdad? Esos sueños singulares, que les hacen dueños de lo imposible, que les abren puertas infranqueables, alegrías inesperadas, brazos impenetrables. "

"¡Oh! Lo vi, lo supe, lo sentí, lo comprendí al punto. Se había acabado, acabado, para siempre. Y tube la prueba de ello a cada hora, a cada segundo. "

"...Cuando el perro dormido se despertó brúscamente y, alzando la cabeza, tensando el cuello, mirando al fuego con sus ojos casi apagados, lanzó uno de esos lúgubres aullidos que hacen estremecerse a los viajeros, por la noche, en el campo.
Todos los ojos se clavaron en él; ahora permanecía inmóvil, erguido sobre las patas como acosado por una visión, y volvió a aullar hacia algo invisible, desconocido, espantoso sin duda, pues todo su pelaje se erizaba. El guarda, lívido gritó: "¡Lo huele! ¡Lo huele! ¡Estaba allí cuando lo maté! ""

"¿Porqué lo hice? ¿Porqué recibí temblando aquel peine, y porqué cogí en mis manos sus largos cabellos que me dieron en la piel una sensación de frío atroz, como si hubiese manejado serpientes? No lo se.
Esa sensación se me ha quedado en los dedos y me estremézco al pensar en ella.
La peiné. Manejaba no se cómo aquella cabellera de hielo. La retorcí, la até y la desaté, la trencé como se trenzan las crines de un caballo. Ella suspiraba, inclinaba la cabeza, parecía feliz. "



2 comentarios:

lindaivette montes de oca dijo...

Muy buen resumen y comentario, ya lei ese libro, (Horla...) y me gusto.

Keila dijo...

Gracias Lindaivette

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...