domingo, 12 de mayo de 2013

Reseña: Cuentos macabros - Edgar Allan Poe, Benjamin Lacombe


Título: Cuentos Macabros

Autor: Edgar Allan Poe, Benjamin Lacombe

Género: Gótico, Terror, Álbum de ilustraciones

Editorial: Edelvives

Páginas: 215

Encuadernación: Dura

Primera publicación: 2011


Esta es la última, por el momento, de las recopilaciones de cuentos de Edgar Allan Poe. Ya que podemos encontrar en el mercado numerosos libros con distintos cuentos de este autor. Pero esta es una edición muy especial, ya que está ilustrada por Benjamin Lacombe.

El libro consta de esta serie de relatos: Berenice, El gato negro, La isla del hada, El corazón delator, La caída de la casa Usher, El retrato oval, Morella, Ligeia.

Además incluye una parte contando la vida del autor. Y las biografías y bibliografías de E.A.Poe, Julio Cortázar (que fue quien tradujo estos relatos al español por primera vez), Charles Baudelaire, y Benjamin Lacombe.

Algunas fotos que he hecho del libro, para que veáis que imágenes tan preciosas:







Es una maravilla de libro, francamente, es para babear. Además, sinceramente pienso que si el propio Edgar Allan Poe lo viera, le encantaría. Tiene detalles preciosos, como al empezar el libro donde aparece una cita del autor: “Busco siempre libros con amplios márgenes.” Y luego el libro tiene unos márgenes grandísimos, eso quiere decir que lo han hecho así por que al autor le gustaban así los libros y querían hacerlo a su gusto, es como tan…romántico, nostálgico, bello… es un detalle precioso.

El color de las páginas se alterna según los relatos, un relato en fondo blanco, uno en negro, y así. En cuanto a las ilustraciones, predominan los colores negro y gris, para dar un ambiente más sombrío. Y todas son de caballeros y damas antiguas, parece que estás viendo un viejo álbum fotográfico del siglo XIX, está muy conseguido, pero todo en el estilo especial de Benjamin Lacombe.

En cuanto a lo que no me ha gustado, como ocurre en todos los recopilatorios en español y supongo que es culpa de Julio Cortazar, es que hayan mutilado la historia de Al borde del infierno, para sacar dos que son Morella y Berenice. Leí historia original, Al borde del infierno, cuenta la historia del marido de Morella y de la misma, y cuando en el manicomio se encuentra con el marido de Berenice, este le cuenta la historia de lo ocurrido con su mujer. Y luego hay un final que me encanta, y que mucha gente desconoce porque los editores mutilan la historia para sacar solo dos fragmentos, el de Morella y el de Berenice, pero ambos son de la misma historia. Me cabrea muchísimo ver esto, Poe se estará revolviendo en su tumba, sobre todo porque la historia original, toda completa, es mil veces mejor que esos dos mínimos recortes. Y esto es algo que me afecta mucho porque Al borde del infierno es mi relato favorito de Poe, porque es que el más miedo me ha dado. Yo tengo este relato en un recopilatorio de cuentos de distintos autores, de una edición pobrísima, que compré en la feria del libro hace muchos años. Se trata de “Relatos cortos, Fantasmas, Selección de Carter Scott.”

Los relatos que más me gustan de este recopilatorio: todos menos La isla del hada, pero porque me gusta un poco menos, no porque sea malo, en realidad, es una selección fantástica, están todos mis favoritos, y Ligeia ha sido una grata sorpresa para mí, porque no lo había leído y me ha gustado mucho.

Os dejo, como siempre, algunos fragmentos:

De Berenice:

“Se entreabrieron, y en una sonrisa de expresión peculiar los dientes de la cambiada Berenice se revelaron lentamente a mis ojos. ¡Ojala nunca los hubiera visto o, después de verlos, hubiese muerto! […] Pero del desordenado aposento de mi mente, ¡ay!, no había salido ni se apartaría el blanco y horrible espectro de los dientes. Ni un punto en su superficie, ni una sombra en el esmalte, ni una melladura en el borde hubo en esa pasajera sonrisa que no se grabara a fuego en mi memoria. Los vi entonces con más claridad que un momento antes. ¡Los dientes! ¡Los dientes! Estaban aquí y allí y en todas partes, visibles y palpables, ante mí; largos, estrechos, blanquísimos, con los pálidos labios contrayéndose a su alrededor.”

De La isla del hada:

“Me gusta mirar los valles oscuros, las rocas grises, las agua que sonríen silenciosas, los bosques que suspiran en sueños intranquilos, las orgullosas montañas vigilantes que lo contemplan todo desde arriba; me gusta mirarlos como si fueran los miembros colosales de un vasto todo animado y sensible…”

“El otro lado, el lado este de la isla, estaba sumido en la más negra sombra. Una oscura y sin embargo hermosa y apacible melancolía penetraba allí todas las cosas. Los árboles eran de color sombrío, lúgubres de forma y de actitud, retorcidos en figuras tristes, solemnes, espectrales, que expresaban pena letal y muerte prematura.”

Del Hundimiento de la casa Usher:

“Un temblor incontenible fue invadiendo gradualmente mi cuerpo, y al fin se instaló sobre mi propio corazón un íncubo, el peso de una alarma por completo inmotivada. Lo sacudí, jadeando, luchando, me incorporé sobre las almohadas y, mientras miraba ansiosamente en la intensa oscuridad del aposento, presté atención –ignoro porqué, salvo que me impulsó una fuerza instintiva- a ciertos sonidos ahogados, indefinidos, que llegaban en las pausas de la tormenta, con largos intervalos, no se de donde.”

De Ligeia:

“Contemplaba la dulce boca. Allí estaba en verdad el triunfo de todas las cosas celestiales: la magnífica sinuosidad del breve labio superior, la suave, voluptuosa calma del inferior, los hoyuelos juguetones y el color expresivo; los dientes, que reflejaban con un brillo casi sorprendente los rayos de la luz bendita que caían sobre ellos en la más serena y plácida y, sin embargo, radiante, triunfal de todas las sonrisas.”

“La expresión de los ojos de Ligeia… ¡Cuántas horas medité sobre ella! ¡Cuántas noches de verano luché por sondearla! ¿Qué era aquello, más profundo que el pozo de Demócrito que yacía en el fondo de las pupilas de mi amada? ¿Qué era? Me poseía la pasión de descubrirlo. ¡Aquellos ojos! ¡Aquellas grandes, aquellas brillantes, aquellas divinas pupilas! Llegaron a ser para mí las estrellas gemelas de Leda, y yo era para ellas el más fervoroso de los astrólogos.”



4 comentarios:

Cecilia dijo...

Hola Keila,
la verdad es que soy nueva en esto de los blogs y los comentarios, pero quería decirte que estoy de acuerdo contigo. ¿Cómo se cargan el relato de al borde del infierno? Es más, estoy buscándolo como loca y no lo encuentro. Lo tenía en un libro llamado 10 relatos de terror que presté y te puedes imaginar que nunca más volvió... Estoy de acuerdo contigo que es el mejor relato de Poe, de hecho, me aficioné a Poe a Raíz de leer ese relato. La verdad es que me encantaría poder rellerlo, pero no lo encuentro por ningún lado. ¿Sabes cómo podría encontrarlo? Muchas gracias
Cecilia

Cecilia dijo...

Por cierto, muy bueno tu blog!! :)

Keila dijo...

Hola Cecilia, me alegro de que te guste el blog, en cuanto a lo de Al borde del infierno, porque no buscas en Iberlibro, allí venden libros de segunda mano y nuevos, a la mejor encuentras de nuevo el libro que nunca te devolvieron.

Pegel dijo...

Hola.
El relato Al borde del infierno no es un cuento original de Poe. Se trata de una adaptación de los cuentos Morella y Berenice escrita por Manuel Yañez. Es muy fácil de encontrar en la web. Espero que les sirva para encontrarla y releerla.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...