jueves, 28 de febrero de 2013

Releyendo: Harry Potter y la piedra filosofal - J. K. Rowling



Título: Harry Potter y la piedra filosofal (Harry Potter and the Philosopher’s Stone)

Autor: J.K. Rowling

Género: juvenil, fantasía

Editorial: Salamandra

Saga: Harry Potter (1)

Páginas: 254

Encuadernación: dura

Primera publicación: 1997



Harry es un chico normal y sencillo, que vive en casa de sus tíos donde fue abandonado cuando era pequeño. Pero sus tíos son los peores tíos que se pueda desear, y su primo es peor aun. Su vida es dura y aburrida, excepto en esos momentos en que pasan cosas verdaderamente extrañas a su alrededor, sin que Harry pueda explicar por qué. Un día recibe una misteriosa carta de Hogwarts, el colegio de magia, y de pronto descubre que es nada menos que un Mago, como lo eran sus padres fallecidos. Así que su vida cambia, y empieza un emocionante y mágico curso en Hogwarts, donde conoce a Ron y Hermione que serán sus mejores amigos, aprenderá montones de hechizos y otros tipos de magia, y vivirá grandes aventuras, las más increíbles de su vida.


Antes de nada deciros, que es la cuarta vez que leo este libro, esta última para reseñarlo para el blog. Pero es que me encanta.

Y otra cosa que quiero decir  antes de nada, decir que estaba mirando mi libro y es la 39ª edición (de 2004), ahora en 2013 no se porqué edición irán, a lo que añado, “toma ya”, algo debe tener este Harry Potter ¿no?, eso se lo digo a los que dicen “leer Harry Potter los adultos, que tontería”.

Y ahora sí, mi opinión. Es todo tan bonito y lleno de magia, te hace sonreír, te recuerda a la ilusión que te daba todo cuando eras pequeña, lo lees con emoción y lo disfrutas. Cada detalle es un descubrimiento curioso. J. K. Rowling crea un universo lleno de pequeños detalles asombrosos.

Os dejo unos fragmentos del libro:

Es un libro que hay que leer, junto con el resto de la saga, no podría recomendarlo más. Y las películas también son geniales.


“El abrigo de Hagrid parecía hecho de bolsillos, con contenidos de todo tipo: manojos de llaves, proyectiles de metal, bombones de menta, saquitos de té…”


“El humo de la locomotora se elevaba sobre las cabezas de la ruidosa multitud, mientras que gatos de todos los colores iban y venían entre las piernas de la gente. Las lechuzas se llamaban unas a otras, con un malhumorado ulular, por encima del ruido de las charlas y el movimiento de los pesados baúles.”


“-Ahora, vosotros dos… Este año os tenéis que portar bien. Si recibo una lechuza diciéndome que habéis hecho… estallar un inodoro o…

-¿Hacer estallar un inodoro? Nosotros nunca hemos hecho nada de eso.

-Pero es una gran idea, mamá. Gracias.”


“Vamos, sírvete un pastel –dijo Harry, que nunca había tenido nada que compartir o, en realidad, nadie con quien compartir nada. Era una agradable sensación, estar sentado allí con Ron, comiendo pasteles y dulces.”


“Nunca había estado tan nervioso, nunca, ni siquiera cuando tubo que llevar a los Dursley un informe del colegio que decía que él, de alguna manera, había vuelto azul la peluca de su maestro.”


“¡Libros! ¡Inteligencia! Hay cosas mucho más importantes, amistad, valentía y…”



Cómo todos sabréis, hay una película de este libro, con el mismo nombre, aunque la película es bastante fiel al libro, solo omite algunas cosas para acortar la historia supongo, os dejo algunas de las diferencias que he encontrado entre película y libro:

En la película, cuando van a zoo llevan a Harry, se da por sentado que lo iban a llevar, pero en el libro explica que los Dursley nunca lo llevaban a ningún sitio, siempre lo dejaban con una vecina con muchos gatos, pero esta vez, la vecina tenía la pierna rota y no se podía quedar con él.


En el zoo, Dudley iba con un amigo, no solo. Y Dudley no se cae dentro de la jaula de la serpiente cuando Harry hace desaparecer el cristal, lo único que ocurre en el libro es que la serpiente se escapa y le da un susto a Dudley. Además, la serpiente en la película dice: “Graziasss”, y en el libro dice: “Brasil, allá voy… Gracias, amigo”.


En la cabaña del mar, Hagrid no confunde a Dudley con Harry en el libro.


En Gringotts, en la película aparecen Gnomos, en el libro los llaman Duendes.


Harry no conoce a Draco Malfoy en Hogwarts, sino comprándose el uniforme del colegio en Madame Malkin, en el callejón Diagon.


Las varitas que le da Ollivander a Harry son como la de su madre y la de su padre, y la tercera como la de Voldemort, no lo hace al azar, esas cosas las cuenta en el libro.


En el tren, cuando está comiendo chucherías con Ron, la rana de chocolate no salta y se va por la ventana, se la come y punto.


Cuando Harry se mira en el espejo de Oesed no solo ve a su padre y a su madre, sino también a sus abuelos y a muchos más familiares.


No castigan con ir al Bosque Oscuro a Harry por ir de noche a ver a Hagrid, sino por ir a la Torre de Astronomía a llevar a Norberto, el dragón de Hagrid, para que se lo lleven a Rumanía unos amigos de Charlie, el hermano de Ron. Así que Norberto no es enviado por Dumbledore a Rumanía como sale en la película. 
Cuando pasan por la trampilla bajo Fluffy, no había ningún harpa tocando, son ellos los que tocan una flauta para que Fluffy se duerma. Y el lazo del diablo no los deja pasar cuando se relajan, sino que odia el sol, y Hermione hace un hechizo para salvar a los tres. Las llaves no atacan a Harry, se quedan normales. Después de la prueba del ajedrez hay una última prueba que no aparece en la película, la que preparó Snape, usando la lógica. Deben elegir dos pociones de entre varias que contienen venenos, zumos de ortigas y otras cosas. Y es Hermione quien salva la situación. (Por eso al final en la película Dumbledore le da 50 puntos por el uso de la fría lógica).


Cuando Harry se encuentra con Quirrell, no lo vence y este se deshace, solo le salen ampollas por las quemaduras, pero Harry se desmaya y es Dumbledore quien termina con Quirrell.



 
5 libritos, por supuesto.

3 comentarios:

Fawn dijo...

Pues fíjate, tú lo has leído cuatro veces y yo... ninguna. De verdad, no tengo perdón. Siempre digo que tengo que ponerme con esta saga y tengo que ponerle remedio pronto...

Besos de colores!

Keila dijo...

En cierto modo es normal, son tantos libros, tantos, tantos, que no hay tiempo para leerlos todos, yo ahora mismo estaba viendo en el telediario que van a estrenar la peli de Hermosas Criaturas, y yo pensaba, "nooooooooooo, aun no he leído el libro", que lo tengo en ebook. Pero es que no tengo tiempo. Con la del Mago de Oz igual, lo leí en versión disney de peque, pero el verdadero lo tengo ebook para leer, y tampoco, tengo tantos.

Diego Marcapáginas dijo...

Yo lo leí hace poco y me quedé maravillado. Tiene ese algo que al terminar de leerlo se te quede una sonrisa en la cara.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...