lunes, 29 de noviembre de 2010

Película: Una maravilla con clase

Título: Una maravilla con clase
(Some kind of wonderful)
Año: 1987
Duración: 95 min
País: EE.UU
Director: Howard Deutch
Guión: John Hughes
Música: Stephen Hague, John Musser
Fotografía: Jan Kiesser
Reparto: Eric Stoltz, Mary Stuart Masterson, Lea Thompson, Craig Sheffer, John Ashton








Keith es un chico poco popular en el instituto, su mejor amiga es Watts, una chica nada convencional, que vive la vida a través de su música, está locamente enamorada de él, pero Keith tiene sentimientos por Amanda, la chica más popular del instituto y la que gusta a todos los chicos. Keith hará lo posible por conseguir a Amanda, aunque eso comprometa su futuro o romperle el corazón a Watts.




Típica peli adolescente de los 80 dirigida por John Huges para ver una tarde tranquila en casa y disfrutar sin tener que pensar en nada. Es una de esas películas muy recomendadas en los tops de pelis de chicos de los 80.

La verdad es que me encantó, es bastante tranquila y no hay mucha emoción, pero realmente el personaje de Watt me llegó bastante, porque es la típica chica que no es igual a las demás, bajo una fachada un poco masculina se encuentra una chica de verdad, nos muestra que una chica no tiene que ser frívola o tener la cabeza hueca y pensar solo en compras y tonterías para ser una chica, se puede ser diferente, una chica  puede hacer lo que quiera.

Keith es bastante lacio, si no fuera por Watts, la película sería algo aburrida. El pobre la necesita de verdad.

Por otra parte me encanta toda esa parte en que los chicos malos del instituto ayudan a Keith a conseguir una noche especial que nadie espera que Keith pueda conseguir.

En cuanto a Amanda, no me gustó para nada, no sé, parecía un personaje de relleno, quizás fuera porque en todo momento estaba empatizando con Watts y para nada con ella.

Algo que me pareció curioso, es que en esta película el vestuario no era para nada exagerado, era bastante normal, algo a lo que no estoy acostumbrada en este tipo de películas. Lo mismo ocurre con la banda sonora, pasaba completamente desapercibida. No sé sí quizás iba notándose un aire un poco más de los 90, porque Watts podría pasar por la típica chica grunge.

Por cierto, cómo se parece Eric Stoltz a Michael J. Fox en esta película.

En resumen, es una película tranquilita para ver en casa, no esperes aventuras, ni mensajes profundos. El único personaje fuerte es Watts, que es quien sobresale. Te la recomiendo si te gustan las pelis adolescentes de los 80, quizás si te gustó 16 velas, La chica de rosa o El club de los cinco.



 





Os dejo algunas fotos:
















No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...