jueves, 28 de enero de 2010

Sin Noticias de Gurb, de Eduardo Mendoza


Seguimos reciclando las cosillas del space:

Este es otro de esos libros que hay que leer, y también lo leí hace un trillón de años, cuando estaba en primero de E.S.O, por lo tanto debía tener unos 11 años, creo que fue el primer libro de adultos que leí, y es genial, tenía que leerlo y exponerlo en clase, recuerdo que cuando le dije al maestro que el libro que había leído era este, mandó callar a todos y les dijo: “escuchad, escuchad, ya veréis que risa”.


Se trata de la historia un Extraterrestre, que aterriza en la tierra (en Sardanyola) con un compañero, ambos toman apariencia humana para pasar desapercibidos, el protagonista toma la apariencia del Condeduque de Olivares y Gurb toma la apariencia de Marta Sánchez, jeje, luego desaparece, y su compañero se pasa todo el libro buscándolo, y como no es humano, al interactuar con estos, le pasan unas cosas graciosísimas.
Unos fragmentos:

Después de buscar todo el día a Gurb por la ciudad:
“21.30 Basta. No puedo dar un paso más. Mi deterioro físico es considerable. Se me ha caído un brazo, una pierna y las dos orejas y la lengua me cuelga tanto que he tenido que atarla al cinturón, porque ya me llevo comidas cuatro plastas de perro y un número indeterminado de colillas. En estas condiciones, es mejor aplazar hasta mañana las pesquisas. Me escondo debajo de un camión aparcado, me desintegro y me naturalizo en la nave. “

Después de haberlo metido en el calabozo:
“11.30 Un miembro de la policía nacional distinto del miembro antes citado abre la puerta del calabozo y nos ordena seguirle con el objeto aparente de comparecer ante el señor comisario. Amedrentado por las admoniciones de mi nuevo amigo, decido adoptar una apariencia más respetable y me transformo en don José Ortega y Gasset. Por solidaridad transformo a mi nuevo amigo en don Miguel de Unamuno.”

Se va de compras:
“17:00 Entro en una charcutería y me compro setecientos jamones de pata negra.
17:10 Entro en una frutería y me compro medio kilo de zanahorias.
17:20 Entro en una tienda de automóviles y me compro un Maseratti.
17:45 Entro en una tienda de electrodomésticos y lo compro todo.
18:00 Entro en una juguetería y me compro un disfraz de indio, ciento doce braguitas de Barbie y un trompo.”

Es un libro genial, no te puedes parar de reir.

1 comentario:

Sonia dijo...

Ufff... un profesor mío de lengua hablaba siempre de este libro y me leyó pasajes de él en su despacho por las tardes pero, le cambiaron de colegio (lo mandaron a San Sebastián) y al final no me lo pudo dejar y, como me recordaba a él y me ponía triste, nunca lo cogí para leerlo... T__T

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...